Ingredientes

Masa

Agua tibia 1 ½ tazas

Levadura seca 3 cdas.

Harina 480 g

Azúcar 1 cda.

Sal 2 cditas.

Margarina 100 g

Miel 2 cdas.

Cobertura

Semillas de amapola 1 cda.

Ajo deshidratado 1 cda.

Cebolla deshidratada 1 cda.

Sal gruesa 1 cda.

Paso a paso

Paso 1: Colocar el agua tibia en un bowl junto con la levadura, el azúcar y la margarina. Dejar actuar la levadura durante unos minutos.

Paso 2: Pasado ese tiempo, comenzar a amasar e ir incorporando la harina en partes pequeñas.

Paso 3: Una vez que la masa tenga una consistencia homogénea, taparla con film o lienzo y dejar que fermente hasta duplicar su tamaño.

Paso 4: Dividir la masa en 8 partes iguales.

Paso 5: Con cada parte, formar bollitos y hacerles un agujero en el centro con el dedo. Dejarlos descansar durante 10 minutos, cubiertos con un repasador.

Paso 6: Hervir agua con miel y hervir los bagels en esa mezcla, uno a la vez.

Paso 7: Una hervidos, pintar cada bagel con clara de huevo y pasarlos por la mezcla de semillas, ajo, cebolla, y sal gruesa.

Paso 8: Cocinar en horno moderado a fuerte (180 °C) por 25 minutos hasta que estén dorados.

  • Tip 1: Si te gusta el queso, pueden agregarse 50 g de queso parmesano rallado a la mezcla de la masa, e incluso a la cubierta para que queden bien gratinados.
  • Tip 2: También puede remplazarse la harina blanca por harina integral para conseguir unos súper bagels integrales.